655. Ante el miedo, amor.

Idea principal:

El amor es la base para afrontar cualquier miedo.

Ideas secundaria:

Disimulamos, sí, cuando hay miedo. Nos activamos por dentro y empezamos a disimular, a intentar controlar la situación. La reacción visceral empieza a subir por las entrañas, el estómago y si llega a los pulmones colapsa la respiración. Mejor que no llegue.

Estamos en una sociedad con miedo, desde el cambio climático a que se desplome la economía, por no hablar de temas de salud.

Mi apuesta es que el amor es la solución, la varita mágica, la piedra filosofal que nos puede librar de dicho miedo.

Reconocimiento en el otro: vale, yo tengo miedo, ¿cómo puedo ayudar al que tengo al lado que quizás tiene más miedo que yo? En ese preciso instante mágico donde la intuición se cruza con mi intención, puedo hacer una llamada, puedo dar consuelo, puedo ofrecerme para una conversación, para una visita, para un abrazo. Calmando miedos te curas tu propio miedo en el ejercicio de salir de mi propio egocentrismo y en vez de ahogarme, ayudar, buscar la comunidad, interaccionar con ella. El vecino que está solo o sola, aquel amigo, esa persona que encuentras por la calle.

En ese mismo momento en que sacas lo mejor de ti y te pones al servicio de otros, estás dando un impulso a tu capacidad de amor, de entrega, de altruismo que expulsa tu miedo de dentro.

Y es la conciencia de comunidad, no es el amor de pareja, el eros, que también puede ayudar. Pero no me refiero concretamente a éste, sino a un amor más general.

Si decíamos que el miedo surge amenazante de las entrañas a modo de raíz maligna que va subiendo en vez de bajando, el amor es la sensación de plenitud, de sentirse vivo que surge del corazón y se expande por todo el cuerpo, hacia arriba y hacia abajo, hacia la mente, para ponerla en marcha y colaborar con los demás, no quedándote solo. Hacia abajo calmando y templando los nervios, dejándonos respirar, dando sentido a lo que vivimos y focalizando nuestra atención y nuestra intención, como decíamos el lunes pasado, en lo positivo de lo negativo, que siempre, siempre, siempre, es posible. Y de forma mucho más fácil con el amor que podemos irradiar.

Vamos a leer un extracto de Javier León, en su blog Creando Utopías, lo que dice al respecto:

“La magia y el amor no se rigen por las leyes racionales. La mente fría nos conduce a otros mundos, pero esos mundos se avivan de ardiente fuego. Los antiguos se reunían junto al fuego. El amor se hacía con fuego. Un fuego que se alimenta de humeante calor volcánico. El frío universo se conmueve ante la intensidad de cada intervalo, de cada suspiro, de cada llanto de amor, de cada carga emotiva. La vida es riesgo, es vencer el miedo, es aventurarse por los claroscuros de cada instante. La vida es abrazar al otro y dejar que el otro te abrace, te preñe de vida, una y otra vez, insistentemente. Sin importar recompensa o derrota, solo arriesgando cada instante. El árbol, la flor, el río, la montaña, explotan de calor y pasión en sus dimensiones desconocidas. Uno se arrebata ante el impulso, ante el acelerado manto de ungida efusión. El ciervo brama en los valles, el viento clama su propia recompensa.”

507. Ejemplos de cómo los miedos nos pueden afectar sin saberlo.

Sí, seguimos con el capítulo de los miedos, en este el primer programa del año y de nuestra capacidad de anularlos, a través de tres sencillos ejemplos, un empresario, unos padres y una persona que quiere hacer una buena cena. Espero que hayan ido muy bien las fiestas!!! Y no os olividéis el poder haceros subscriptores si queréis escuchar todos los programas de lunes a viernes. Un abrazo a todos!!!! https://joancontreraspodcast.aixeta.cat/es