708. Alta sensibilidad: vibrando.

Idea principal

Para poder reconectarnos a lo mejor de nosotros mismos, que muchas veces vamos olvidando, es preciso hablar de vibración. Conexión y vibración son dos caras de la misma moneda. Os invito. Adelante.

Ideas de apoyo:

– Vamos a imaginar que estamos en una piscina, que es verano, que estamos disfrutando. Imaginemos que estamos con amistades, con familia, que lo pasamos bien. Imaginemos que no hay nada en ese rato que nos preocupe. Estamos vibrando en positivo con nuestra imaginación.

– Si nos dejamos llevar por una música, relajando nuestro cuerpo o bailando al son de los compases, estamos vibrando en positivo.

– Si nos fascinamos con la luz de una vela, ahora que estamos en adviento, o el simple halo de la luz nocturna de la luna que despierta la estancia filtrándose a través de la ventana. Eso es vibración.

y por último, la gran vibración.

Te animo a que dejes un comentario.

707. Alta sensibilidad: práctica de conexión interna.

Idea principal

Queridos amigos y amigas, dentro de todos los estudios e investigaciones que voy llevando a cabo, surge una idea principal que se repite continuamente: la conexión a uno mismo, la conexión interna. Os propongo una semana llena de ejercicios, de ideas para re conectarnos a nuestras emociones, a nuestra esencia, a nuestra capacidad de amar sin que por ello tengamos que sufrir.

Ideas de apoyo:

– El objetivo ir más allá de la respiración para poder conservar y mantener nuestro centro interno. Nuestro interior es ilimitado, podemos soñar, recordar, observar, pensar, hacer sin pensar, agobiarnos, adaptarnos, buscar la colaboración y la comunidad para solucionar problemas, la imaginación y la creatividad para encontrar soluciones a los retos que tenemos delante.

Te animo a que dejes un comentario.

– y un libro,

Gigante, de Anthony Robbins.

703. Cómo recuperar nuestro niño/a interior: 5 consejos.

Idea principal

Dedico esta semana al fascinante mundo de nuestro niño/a interior. En los niños está la esencia de nuestro ser: espontaneidad, asombro, aprendizaje continuado, descubrimiento, ilusión, despreocupación. Os invito a realizar un viaje por este mundo fantástico que llevamos dentro.

Ideas de apoyo:

  • Aburrirse. Es la base, es el principio de volver a recuperar nuestro niño interior, que pasó mucho tiempo aburrido, en su habitación o en las clases, o donde fuera. Aburrirse es dejar de pensar, es dejar que el tiempo pase, buscando nuestro mundo ajenos al mundo exterior.
  • Recuperar aficiones antiguas, olvidadas. Como dibujar, hacer puzzles, hacer colección de algo, sellos, monedas, muñecas. Admirar los juguetes, recordarlos, el cinexin, los juegos reunidos Geyper, el juego de química,
  • Volver a leer libros, cómics de la infancia.
  • Visitar los lugares que frecuentabas de chico, de adolescentes, aunque hayan cambiado, buscar aquella esencia del ambiente a pesar de haber pasado mucho tiempo. Pasear simplemente entre ellos.
  • Jugar con tus hijos, con tus sobrinos, con tus nietos, con fuerza, con ganas, con intensidad, con gozo, con despreocupacíón, sacando ese entusiasmo que entusiasma a los niños.

¿Cómo sacas tu niño interior?