639. Educación: dos ejes que nos definen en nuestra infancia (dinámica).

Idea principal:

Hoy quería explicaros una manera sencilla y fácil para entendernos a nosotros mismos. Son dos ejes cuyo centro somos nosotros, el lugar donde se cruzan las rectas. La línea vertical sería la relación con nuestros padres. La línea horizontal, la relación con nuestros hermanos.

Ideas de apoyo:

  • La línea vertical, la de nuestros padres, nos van a transmitir dos elementos fundamentales: sentimiento de sentirnos amados, protegidos, acogidos, abrazados. Por otro, la capacidad de poder impulsarnos al mundo exterior, la capacidad de poder superarnos a nosotros mismos, de aceptar la autoridad, de llegar a conquistar el mundo.
  • Según cada familia, estos sentimientos o cualidades vendrán dados por la madre, el padre o los dos de forma equitativa. Es decir, el sentimiento de acogida en muchas familias lo transmite en especial la madre, con lo cual no hay que descartar que hay familias en que es el padre el que cumple este rol.
  • El impulso hacia la vida, la capacidad de superación de salir del nido familiar también puede ser tanto el padre como la madre. O estar repartido entre los dos.
  • La relación entre los hermanos constituye el eje horizontal. De cómo es la naturaleza de dicha relación, de competencia, de celos, de fraternidad, de distancia, etc. es fácil que vaya a marcar una influencia en cómo esa persona se relaciona en el mundo con sus iguales. Puede ser que haya una complementariedad, es decir, por ejemplo, una persona que tenga una relación muy mala con su hermano/a y que, por el contrario, en el apartado social de amigos, tenga muy buenas relaciones. O al contrario.
  • Los elementos familiares siempre van a estar ahí, al pie del cañón en nuestra vida frenando o impulsando, confiando o dudando, acogiendo o expulsando.
  • Cada uno tiene su propia visión. Incluso dentro de una misma familia, cada hermano tiene perspectivas diferentes sobre lo que pasa, cómo se puede llegar a sentir, cómo puede interpretar lo que pasa en cada familia.

628. Alta sensibilidad: cómo salir de bloqueos emocionales.

La sensación de bloqueo es fácil que las personas de alta sensibilidad las tengamos. Hoy os explico la práctica de la teoría Polivagal, del doctor S. Porges. Os paso esta web donde lo explica muy bien: https://psicologiaxxi.com/entrevista-con-stephen-porges-teoria-polivagal/

Hay que tener en cuenta que para que esta dinámica pueda ser realmente efectiva, es necesario la intervención de un profesional.

Ideas de apoyo:

  • Escoge una situación de bloqueo en tu vida.
  • En un papel apaisado, dibuja dos líneas que dividan la hoja en tres partes iguales.
  • En la columna número 1, vamos a anotar las reacciones automáticas del cuerpo, p.ej. sudoración fría, presión en el pecho o en la garganta…
  • En la segunda columna y con otro color, anotamos los comportamientos que hacemos, tanto lo que se ve (me fui, que quedé quieto, inmóvil, me discutí, etc. ) como lo que pienso (pensé lo que pensaba la gente, pensé en irme pero no lo hice, etc. )
  • En la tercera columna y con un color diferente a las de los otros dos, anotamos la relación que hubo con las otras personas de forma positiva.

A partir de aquí podemos analizar nuestro bloqueo de forma positiva. Las columnas una y dos no las controlamos, son automáticas. Estas situaciones automáticas/reflejas es necesario respetarlas, concienciarlas y tenerlas en cuenta. Muchas veces la columna número uno la obviamos, intentamos olvidarla, con lo que el bloqueo se repita.

¿Qué os parece este enfoque? ¿Os ha parecido útil la dinámica? Os animo a que pongáis vuestros comentarios.

614. Dos recomendaciones y una dinámica

Idea principal:

Os dejo un podcast recomendado: el de Aina Erice, La Senda de las Plantas Perdidas.

https://www.ainaserice.com y el Podcast aquí.

Aina nos deleita con sus historias sobre eucaliptus, nenúfares y otras plantas y flores adentrándonos en su historia a partir de historias, anécdotas y curiosidades.

La segunda recomendación es un libro: “La quietud es la clave” de Ryan Holiday. En él repasa lo que ha sido la QUIETUD para unos cuantos personajes, desde Napoleón hasta deportistas de nuestro tiempo o filósofos.

Para acabar, os recomiendo esta dinámica:

En un papel escribís la frase “yo soy… ” más lo que creáis lo que sois, intentando definiros con un adjetivo.

Repetid esta frase varias veces cambiando el adjetivo.

Finalmente el ejercicio consiste en poder poner en duda lo que de forma espontánea os ha surgido. Puedo decir la frase “¿Seguro que soy así?”. Si se realiza con cierto esmero es posible que podamos poner en duda alguna de las identificaciones más habituales con nosotros mismos con las que creemos que “somos” y a lo mejor “no lo somos tanto”

Os animo a compartir en redes sociales, a hacer comentarios y a puntuar el programa.

Un saludo a todos/as.